AÑO DEL MONO DE FUEGO

El pasado 8 de febrero comenzamos un nuevo año chino y le dimos la bienvenida al Mono de Fuego, quien necesita llamar la atención, sea como sea. Sea por lo bueno o por lo malo.

El mono es de inteligencia rápida y siempre listo para obtener los mejores beneficios, le cueste a quien le cueste. Su encanto y simpatía permiten que los demás se pongan fácilmente a su servicio. Está movido por un impulso, poderoso y constante, que lo lleva a ser el primero en su campo profesional. Es sumamente competitivo, y puede ser también muy celoso. Su creatividad está hecha de fuerza de voluntad, necesidad e iniciativa, que le permitirán relegar a los demás a segundo plano e ir siempre una jugada más adelante en la partida.

Enérgico y gesticulante, este Mono exhibirá características de líder y será innovador por naturaleza. Es seguro de sí mismo y decidido, expresivo y sincero con sus emociones, y se interesa mucho por el sexo opuesto. Le encanta llevar las riendas y, cuando es negativo, puede mostrarse terco, obstinado y discutidor. Afortunado en la especulación, es también capaz de evaluar correctamente los riesgos. Pero, a pesar de la fachada de calma osadía que ofrece al público, es un Mono que alimenta morbosas sospechas de que los demás pueden estar engañándolo.

El elemento Fuego le concede gran vitalidad, y el nativo tendrá tendencia a dominar o a enseñar a quienes no sean tan agresivos como él. Dueño de una fértil imaginación, no debe dejarse arrastrar por sus ideas; el Mono de Fuego es inventivo, pero no siempre cuidadoso. Es el signo que une el mundo espiritual con el material y trae, desde la convocatoria de maestros, profetas e iluminados, un aire renovador en el planeta.

Este año el movedizo Mono no abandonará ningún intento, probará todo para que sea posible. Incluso aventuras imposibles tendrán éxito y habrá invenciones e improvisaciones a granel. Será una época entretenida e interesante, en la que cada uno tendrá su oportunidad de probar su habilidad en el juego, sin que haya enfrentamientos directos, ya que el Mono es capaz de superar riendo sus errores y mejorar su habilidad negociadora para la próxima mano. Es un año que nos encontrará a todos intentando sacar mejor partido por ser más despiertos que el otro. Será difícil ver con claridad quién va ganando, porque la mano derecha no tiene idea de lo que hace la izquierda. Una cosa es segura, y es que será una época sumamente progresista, iremos todos viento en popa y aunque no nos esforcemos al máximo, nos llevará adelante la impetuosa marea del talento natural del Mono para aprender y avanzar.

El Mono de fuego, que rige este año, nos moverá a jugar, especular y sacar partido de opciones arriesgadas, pero ingeniosas. Decididamente, no es un año para débiles de corazón o cortos de ingenio. El Mono no hace concesiones, ni las pide tampoco.

 

Fuente
Autora: Verónica Guajardo
Título: El Mono
Disponible en portal www.zocalo.cl

 

 

No Replies to "AÑO DEL MONO DE FUEGO"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    A %d blogueros les gusta esto: