LA PRIMAVERA: LA ESTACIÓN DE KAPHA

Ya comenzó la primavera (aunque al parecer no quiere llegar del todo), y con ella muchos síntomas propios de esta estación y que repercuten con mayor notoriedad en el dosha Kapha, lo que llevan a un desequilibrio.

De acuerdo al libro clásico ayurvédico, Charaka Samhita, “en primavera el Kapha, que se ha acumulado en el cuerpo durante el invierno, se licúa por el calor del sol. Como resultado una digestión y metabolismo pueden afectarse y surgir un sin números de problemas. El dosha kapha tiene cualidades de frio, líquido, pesado y viscoso, por esta razón mucha gente experimenta secreción nasal durante varios días en primavera (líquido, viscoso) y la cabeza pesada. Incluso en primavera el cansancio no es más que un exceso de kapha”.

Llegó el momento de contrarrestar estos potenciales problemas y comenzar una dieta kapha, para evitar la pereza, el letargo, el dormir incansablemente sin ningún resultado, la mucosidad, resfríos, congestión nasal y hasta depresión. Debemos evitar un cuerpo y mente fatigada.

Para ello, es importante que en primavera se tenga una dieta ligera y fortalecedora del poder digestivo. Debemos combatir kapha y lo haremos con alimentos, livianos, calientes , picantes , amargos y astringentes. La idea es fortalecer el agni o fuego digestivo, por ello el ideal es una dieta ligera, caliente o templada, teniendo cuidado con lo excesivamente dulce, ácido y frío.

Por ejemplo el desayuno debería ser más ligero que nunca, porque el fuego digestivo todavía está débil por la mañana. El cuerpo no puede digerir completamente un desayuno si es demasiado pesado. El resultado son productos metabólicos no digeridos completamente, llamados productos de deshecho que con el tiempo se acumulan e impiden que el cuerpo funcione bien. Para activar la digestión recomendamos tomar en la mañana agua caliente con jengibre, con un poco de limón y miel (la que NO debes de echar cuando el agua esté caliente o hirviendo, porque produce residuos metabólicos). Hierve de 2 a 3 rodajas de jengibre fresco en medio litro o litro de agua por 10 minutos antes de quitar el jengibre. Ésta la puedes colocar en un termo y tomar durante todo el día, reforzando el poder digestivo y ayudando al cuerpo a asimilar mejor la comida y a eliminar los productos de deshechos.

Otro consejo que te podemos dar para activar el poder digestivo, es tomar unos pedacitos de jengibre con jugo de limón, y una pizca de sal, unos 15 minutos antes de la comida. La comida principal debiese ser al mediodía porque es cuando el poder digestivo es más fuerte. En las comidas puedes tomar lassi que es una bebida especialmente apropiada para la comida del mediodía, pues ayuda a la digestión. Consiste en yogurt natural de alta calidad con agua ligeramente tibia (1 parte de yogurt, 3-4 partes de agua). Éste lo puedes hacer dulce o salado dependiendo de las especias que le agregues.

La cena no debería ser demasiado tarde, y debe ser ligera y tan caliente como sea posible. Puedes tomar sopas de hortalizas o arroz; una sopa ligera de lentejas amarillas o dhal de poroto mung.

Algunos consejos para la primavera es comer cuando se tenga apetito de verdad. No picar entre comidas, en su lugar beber jugos de fruta recién exprimidos o fruta madura dulce. No comer hasta que la comida anterior esté totalmente digerida (después de 3-5 horas). Puedes aliñar bien la comida con jengibre, pimienta que estimulan la digestión. De preferencia comer arroz basmati, chapatis, lentejas mung preparadas como sopa (dhal), hierbas aromáticas como el azafrán y fruta ligera madura como manzanas, peras, uvas y pasas remojadas.

Hay que evitar las bebidas y comidas frías, comidas pesadas, fritas, grasientas, crudas, dulces y plátanos. Reducir el consumo de carne y evitar el cerdo, es lo ideal. También reduce los alimentos con altos niveles de acidez, como el tomate, cítricos y café, porque pueden empeorar los problemas digestivos.

Una vez a la semana es ideal hacer un ayuno a base de líquidos o de jugo de frutas o de verduras o de frutas o simplemente tomar verduras. Así como también al menos una vez a la semana darse un baño caliente de 10 a 15 minutos para relajar y purificar el organismo. Se puede potenciar el efecto añadiendo unas gotas de aceite esencial de naranja, eucalipto o enebro.

El ideal es que también practiques ejercicios regularmente en primavera. La idea es que no te agotes al practicarlo. El Ayurveda dice sobre el ejercicio físico: “no realices ejercicio más allá del 50% de tu capacidad. Tan pronto como comiences a respirar fuertemente o a sudar mucho, debes cambiar la marcha o parar”. Si sientes sueño durante el día, no tomes una siesta, lo mejor es salir a caminar una media hora. Esto te reanimará.

En algunos momentos del día el dosha Kapha predomina en la naturaleza (entre las 6:00 y las 10:00 de la mañana y lo mismo en la noche); y hace que nos aletarguemos, por ello se recomienda ir a la cama cerca de las 10:00 pm y levantarse antes o poco después de las 6:00 am. De esta forma comenzarás el día con energía y entusiasmo.

Aprovecha la primavera para liberarte de todo lo que se acumuló en el invierno, de todo lo que ya no sirve. Atrévete a soltar y a entrar en sintonía con esta estación. Fluye con ella y goza de la belleza que trae consigo.

 

No Replies to "LA PRIMAVERA: LA ESTACIÓN DE KAPHA"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

    A %d blogueros les gusta esto: